PARA PADRES


Según un estudio de la empresa de seguridad McAfee, pocos padres saben realmente qué hacen sus hijos adolescentes en internet. Igual que nos preocupamos por lo que hacen cuando están en la calle, nos deberíamos preguntar más a menudo qué es lo que hacen cuando navegan por internet
El TDAH es mucho más que un problema de atención, hiperactividad o impulsividad. Es un trastorno del sistema ejecutivo del cerebro, un sistema que es esencial para el buen funcionamiento en la escuela y en la mayor parte de situaciones cotidianas. (Russell Barkley)


“Estoy triste porque no sabes ponerte el babi”, dice la profe de Infantil a los niños que, efectivamente, aún no han adquirido la destreza y habilidad, además de la coordinación motora necesaria para poderse poner el babi de forma autónoma. ¿Es correcta esa expresión de la profe? ¿ayuda al niño?
Cómo se sienten las personas consigo misma es lo que llamamos autoestima. Y del nivel de esta de pende, en gran manera, la forma en que nos enfrentamos a la vida.

Interesante artículo sobre un tema que está muy de actualidad en el proceso de enseñanza - aprendizaje actual.

Javier Tourón centra su intervención en un concepto que, de ser posible, es clave en el futuro de cada uno de nuestros alumnos: la personalización del aprendizaje. Y ello quiere decir adaptarse a los ritmos y estilos de aprendizaje de nuestros niños y jóvenes, pero desde luego entender,

Miles de niños y adolescentes sufren el fracaso escolar. La clave está en el acompañamiento de los padres y profesores.

Pensábamos que solo había una inteligencia, la de siempre, pero existen más. La inteligencia emocional "tiene que ver con nuestra capacidad para identificar nuestras emociones y las de los demás, así como nuestra capacidad para saber manejar nuestras emociones", nos dice Ernesto Sesé, autor de este artículo. Publicado en Hoja Familias, nº 56, publicada por los Colegios de los Hermanos de la Sagrada Familia.

Cada vez es más claro que lo "emocional" incide de manera significativa en la educación. Tanto en la familia como en el colegio. Por esa razón se están desarrollando de manera importante los estudios sobre la necesidad de educar en las emociones. Este es un artículo de interés sobre el tema.

La experiencia nos dice que la marcha de los hijos en el colegio repercute en todo el grupo familiar. A veces parece que no suspende el niño solamente sino que es toda la familia, padre, madre, e incluso los hermanos más pequeños los que suspenden.  El desánimo, los reproches, el "ya te lo decía...”, la sensación incluso de tragedia y los sentimientos de culpa se pueden extender como una mancha de aceite.  En ocasiones es “el profesor que le tiene manía”.  mayor parte de las veces la acusación es que el niño/a "es vago".

No hay comentarios:

Publicar un comentario